El humilladero de los Cuatro Postes

Una visita prácticamente obligada de casi todos los turistas que pasan por Avila es observar la muralla desde el monumento conocido como Los Cuatro Postes un monumento de piedra con su origen en el año 1157 y su reconstrucción en el año 1566. El monumento fue hecho por el maestro cantero de nombre Francisco de Arellano. 

Humilladero de los cuatro postes Avila

La cruz, que fue destrozada en un acto vandálico,fue repuesta de nuevo en el 1995

Desde esta magnífica atalaya se observa una de mas mejores vistas de la ciudad amurallada siendo frecuente encontrar pintores en sus alrededores y casi imposible no encontrar gente haciendo fotos.

Conocida en tambien la célebre frase “de Avila ni el polvo”, que según la historia dijo Santa Teresa al lado del monumento cuando ella y su hermano Rodrigo fueron interceptados por su tío cuando intentaban huir a tierra mora para ser martirizados.

Muy cerquita del monumento,se puede disfrutar de la buena comida de uno de los mejores restaurantes de Avila, el restaurante del Hotel Cuatro Postes, un lugar tradicional para comer en Avila.